estás leyendo
Guías

La Psoriasis


¿Qué es?

La psoriasis es una enfermedad crónica que cursa con inflamación y descamación de la piel. No siempre se tienen lesiones, a veces se pasan periodos en los que se mejora mucho.

¿Por qué se produce?

Se trata de una enfermedad con una predisposición genética asociada a factores ambientales, personales, infecciosos, entre otros, en la que se produce una reacción inflamatoria inadecuada en la piel principalmente.

Los brotes pueden estar precipitados por situaciones de estrés, frío, infecciones y algunas medicaciones. A veces, las lesiones aparecen en sitios con un traumatismo previo, lo que se conoce como fenómeno de Koebner.

Se ha visto que la obesidad y el sobrepeso pueden hacer que la enfermedad sea más grave.

¿Cuáles son los síntomas?

Se trata de una enfermedad con distintas manifestaciones.

En la forma más frecuente hay placas blanquecinas y brillantes que se descaman, y suelen afectar a los codos, las rodillas y el tronco. También son habituales las lesiones del cuero cabelludo con descamación y a veces picor intenso. El área de la piel sobre la que aparecen está enrojecida. En niños menores de 2 años puede afectar al área del pañal, aunque es poco frecuente. Los pliegues del cuerpo (axilas, ingles) a veces están rojos, pero sin las placas blanco-nacaradas típicas.

Existe otra forma clínica, la “psoriasis en gotas”, con lesiones redondeadas pequeñas distribuidas por todo el cuerpo. Generalmente, se produce tras una amigdalitis. Esta forma tiende a resolverse en 3-4 semanas, a veces meses. Puede ser un episodio único, repetirse con nuevas infecciones de la garganta o aparecer más adelante la forma clásica en placas.

Algunos pacientes pueden tener dolores articulares o alteraciones en las uñas.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es habitualmente clínico. Raras veces, cuando existen dudas diagnósticas, es necesario analizar una muestra de piel (biopsia).

¿Cómo se trata?

El tratamiento de esta enfermedad debe ser siempre supervisado por un médico. Suele ser tópico, aplicando cremas en las zonas de piel afectadas. Existen distintos medicamentos efectivos para tratar los brotes de psoriasis. A estos tratamientos tópicos se puede añadir, en casos resistentes, la fototerapia con rayos ultravioleta (UVB), aunque no está indicada en niños.

En formas graves, puede ser necesario el tratamiento por vía oral con inmunomoduladores, para frenar la respuesta inmunitaria, u otros fármacos. Estos tratamientos requieren un seguimiento específico por un dermatólogo.

¿Cuándo se cura?

Se trata de una enfermedad crónica, con periodos de mejoría. Necesita tratamiento y seguimiento médico a largo plazo. Puede ser conveniente el apoyo psicológico a los niños y sus familias, especialmente durante la adolescencia, cuando los jóvenes están más preocupados por su apariencia exterior.

La forma en gotas puede no volver a repetirse tras un primer episodio.

¿Cómo ayudar a prevenir los brotes?

El estilo de vida saludable para evitar el sobrepeso, la exposición breve a la luz natural, la higiene e hidratación adecuada de la piel y el seguimiento del tratamiento médico que se indique a cada paciente son las mejores herramientas para espaciar los brotes o hacerlos más leves.

Fuente: EnFamilia

Acerca de medycsa

medycsa

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu correo electrónico para seguir este blog y recibir notificaciones de las nuevas publicaciones.

Síguenos también en:

icono_google-plus Síguenos en paper.li mi espacio

Actualizaciones de Twitter

Clinamat
A %d blogueros les gusta esto: