estás leyendo
Artículos

Para San Valentín, tenga un corazón sano


san_valentinEl día de los enamorados es un buen momento para empezar a proteger el corazón. Controlando los niveles de azúcar, colesterol y tensión arterial, sin fumar y evitando el humo «secundario», manteniéndose activo y limitando el consumo de alcohol puede optimizar la «diana de Cupido».

Asociamos con frecuencia la llegada del invierno con la gripe o los catarros, pero en esta época es también «temporada alta» para los ataques cardiacos. Científicos del Hospital Presbiteriano de  Nueva York demuestran que el aire frío induce contracción de los vasos sanguíneos, y esta respuesta natural, aumentaría el riesgo de un ataque al corazón, especialmente entre los enfermos cardiacos y aquellos que practican ejercicio físico intenso. Reducir la luz, el diámetro interno, de los vasos sanguíneos, eleva la presión sanguínea, y dificulta el aporte de oxígeno al músculo cardiaco, lo cual son vías preferentes para el infarto.

Por ello, es conveniente tener presente circunstancias y síntomas que puede presentar un ataque al corazón. La American Heart Association (AHA), líder mundial en prevención de enfermedades cardiovasculares, dice que el ataque cardiaco puede incluir los siguientes indicios: dolor, molestias o sensación de opresión en el pecho, dolor en los brazos, la espalda, el cuello o la mandíbula, además de falta de aliento, náuseas y sudor frío. Y añade que en las mujeres son más frecuentes que en los hombres, los síntomas de falta de aliento, náuseas, vómitos y dolor en la espalda o mandíbula. La AHA insiste en que se tomen en serio estos resultados pues es posible confundir un ataque cardiaco con un tirón muscular.

Los conflictos laborales
Científicos de la Universidad de Estocolmo publica en la revista Journal of Epidemiology and Community Health, que soportar sin queja alguna los conflictos laborales dañaría el corazón. Es decir, que la costumbre de alejarse de un problema o dejar que las cosas pasen, sin intervenir, no serían maneras saludables de enfrentarse al trato injusto en el trabajo. El estudio, que participaron más de 2.700 hombres, sin infartos previos y de una edad media de 41 años, concluye que los varones que usaron, ante los conflictos laborales, estrategias encubiertas de resistencia sui géneris, eran dos veces más propensos a padecer un infarto, o incluso de morir como enfermo cardíaco, en los siguientes diez años. Pero si como respuesta especial se incluía alejarse durante el conflicto o dejar pasar las cosas sin decir ni mú, los riesgos de infarto o muerte se triplicaban, es decir el peligro era seis veces mayor. Lo sorprendente de este estudio es que los resultados (riesgo x6) se obtenían después de considerar variables como la edad, la hipertensión y las condiciones laborales (nivel de autonomía y exigencia); y por otro lado, no se obtuvieron resultados cardiosaludables significativos si la estrategia elegida era el enfrentamiento, la protesta inmediata, los gritos o conversar tras obtenerse calma en el conflicto laboral.

Otro estudio de interés sobre el músculo que late especialmente el día de San Valentín, tiene su origen en el Departamento de Salud Pública de Guipúzcoa, y aparece publicado en Heart. Y viene a concluir que beber alcohol (cerveza, vino o licor) de manera moderada a largo plazo (diez años analiza este trabajo, donde intervienen 15.000 hombres y 26.000 mujeres) protege el corazón, pues reduce el riesgo de padecer una enfermad cardiaca hasta un tercio en hombres y algo menos en mujeres. En los caballeros que no beben nunca, el índice de enfermedad cardiaca es un 4 por 1.000, para los que beben poco (menos de 5 gramos/día) es 3,2 por 1.000, y para los moderados (de 5 a 30 gramos/día) en el consumo de alcohol su indice es 2,5 por 1.000. Pero este efecto protector puede desaparecer cuando los niveles de consumo de alcohol son mayores (de 30 a 90 gramos/día), el riesgo es de 2,8 por 1.000, hasta llegar a un índice de riesgo cardíaco de 3,3 por 1.000 para bebedores «en exceso» (más de 90 gramos/día).

Obviamente, disponer diariamente de un consumo alto de alcohol añade al organismo otros riesgos (cáncer, obesidad, cardiopatía alcohólica), aparte de mayores probabilidades de sufrir un accidente. La recomendación de AHA es beber con moderación, dos unidades al día para hombres y una para mujeres; se define la unidad como 340 gramos de cerveza, 110 de vino, y 28 gramos de licor.

Y por último, leemos en Bristish Journal of Nutrition, que investigadores británicos encuentran que una copa de champán al día mejora el flujo sanguíneo. La bebida espumosa, que concluye el flechazo de Cupido, favorece que el óxido nítrico este a disposición de los vasos sanguíneos, mejorando la regulación de la presión arterial y disminuyendo la formación de coágulos en las cañerías del corazón. El secreto parece que radica en los polifenoles de las uvas. ¡Chinchín!, Feliz San Valentín.

El aceite de pescado protege el corazón
Una dieta rica en ácidos grasos omega-3 ayuda a proteger el ADN de pacientes cardíacos, lo que podría explicar por qué el aceite de pescado es tan beneficioso tras un ataque al corazón, según indican investigadores de la Universidad de California en The Journal of The American Medical Association. El estudio analizó un nuevo mecanismo por el cual podrían funcionar los ácidos grados omega-3, la longitud de los telómeros, las puntas que protegen los extremos de los cromosomas. Si estas puntas se desgastan o se acortan, se puede producir un envejecimiento prematuro o un cáncer. Los investigadores encontraron que los individuos con mayores niveles de ácidos grasos omega-3 tenían los telómeros más largos, mientras que los de menores niveles tenían telómeros cortos.

Fuente: levante-emv.com

Acerca de medycsa

medycsa

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu correo electrónico para seguir este blog y recibir notificaciones de las nuevas publicaciones.

Síguenos también en:

icono_google-plus Síguenos en paper.li mi espacio

Actualizaciones de Twitter

Clinamat
A %d blogueros les gusta esto: