estás leyendo
Guías

Salud laboral con ordenadores


salud_ordenadoresEn los años 80 se “comieron” a las máquinas de escribir y hoy día son sencillamente imprescindibles. La introducción y el uso de los ordenadores en el ámbito laboral ha permitido que numerosas tareas se realicen de una forma más ágil y eficaz pero, a su vez, han creado nuevas problemáticas relacionadas con la salud laboral del trabajador.

La prevención de los riesgos laborales en los puestos de trabajo con ordenador es fundamental hoy día. Recomendaciones básicas en lo que se refiere al entorno:

• Lejos de la luz natural. Ubicar los puestos de trabajo con pantalla de visualización de datos (PVD) lo más alejados posible de las ventanas. Colocar las pantallas de visualización de datos de forma perpendicular a las fuentes de luz diurna y no situarlas frente a una ventana o en contra de ella (de espaldas), puesto que en el primer caso se produciría una disminución del contraste, y en el segundo, el deslumbramiento del usuario. Si esto no es posible, deben cubrirse las ventanas con cortinas gruesas o persianas para impedir la reflexión de la luz en la pantalla o los deslumbramientos directos sobre la persona.

Mínimo de iluminación artificial. Aunque alejados de las ventanas el espacio de trabajo debe disponer de la iluminación general necesaria para las tareas que se realizan con el ordenador. La mayoría de las pantallas actuales, configuradas con fondos claros y caracteres oscuros, con tratamiento antirreflejo y amplio rango de regulación del contraste, son óptimas para trabajar con un nivel de iluminación a partir de 500 lux, que es el mínimo recomendable para la lectura y escritura de impresos así como de otras tareas habituales de oficina.

Fuentes de luz apantalladas e indirectas. Utilizar los fluorescentes cubiertos con difusores o rejillas, puesto que también evitan los reflejos en la pantalla del ordenador o los deslumbramientos. Del mismo modo, hay que procurar que los puestos de trabajo estén situados entre las fuentes de iluminación del techo y no colocar la luz sobre la persona que usa el ordenador.

• Complementos: el atril y el reposapiés. Es recomendable la utilización de un atril regulable, que permita la colocación de documentos a una altura y distancia similares a las de la pantalla, reduciendo así los esfuerzos de acomodación visual y los movimientos de giro de la cabeza. En cuanto al reposapiés, debe ser ajustable (entre 0º y 15º sobre el plano horizontal) y con superficies antideslizantes. El reposapiés es imprescindible en los casos donde no se puede regular la altura de la mesa y la altura de la silla no permite al usuario descansar sus pies en el suelo.

• Paredes y superficies de trabajo mates. Es conveniente que tengan un acabado mate y un color neutro, con el fin de minimizar los reflejos.

Fuente: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales

Anuncios

Acerca de medycsa

medycsa

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu correo electrónico para seguir este blog y recibir notificaciones de las nuevas publicaciones.

Síguenos también en:

icono_google-plus Síguenos en paper.li mi espacio

Actualizaciones de Twitter

Clinamat
A %d blogueros les gusta esto: