estás leyendo
Artículos

Soluciones para reducir la siniestralidad en mantenimiento


Por primera vez, una campaña sobre seguridad y salud en el trabajo ha alcanzado extraordinarios niveles de participación gracias a la contribución de agentes sociales, instituciones, centros de referencia de la Agencia Europea y socios oficiales de la campaña, que han incidido en la sensibilización sobre la necesidad de un mantenimiento seguro y preventivo. En España, el 6,5% de los accidentes mortales ocurren en trabajos de mantenimiento lo que hace necesario adoptar soluciones para un mantenimiento seguro y preventivo.

Importancia de la Campaña Europea sobre mantenimiento

La Campaña Trabajos Saludables sobre mantenimiento seguro y preventivo ha estado centrada en esta actividad de alto riesgo que se lleva a cabo en todos los sectores y lugares de trabajo, y que tiene asociado un elevado índice de siniestralidad, representando el 6,6% de todos los accidentes de trabajo con baja ocurridos y el 6,5% de los accidentes mortales.

Las causas de siniestralidad durante los trabajos de mantenimiento están relacionadas con deficiencias en la organización del trabajo, en la gestión de la prevención, así como en la protección y señalización. Estos accidentes se deben a la falta de métodos de trabajo adecuados, a una deficiente o nula información y formación, a riesgos no identificados y a la falta de coordinación de actividades empresariales.

En un periodo de dificultades económicas, el mantenimiento es una pieza clave para garantizar, en las empresas, el nivel de competitividad que exigen los mercados. Pero el mantenimiento también es esencial para conservar equipos, maquinaria e instalaciones en condiciones adecuadas de seguridad, y su ausencia o el mantenimiento deficiente es la causa de la mayoría de los accidentes y problemas de salud.

El mantenimiento, por tanto, es necesario para la seguridad y ha de realizarse de forma segura. Por este motivo, durante la Semana Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, el INSHT ha reunido a expertos en mantenimiento y “actores” en SST para reflexionar sobre los principales aspectos que inciden en la siniestralidad durante las operaciones de mantenimiento, y aportar soluciones. El INSHT está elaborando un documento con las conclusiones de los expertos, que publicará en su página web.

Conclusiones de los expertos

Lamentablemente existe un predominio del mantenimiento correctivo, así como una excesiva externalización, evaluaciones incompletas de riesgos en las actividades de mantenimiento y el alejamiento aún existente entre mandos y trabajadores para integrar la prevención en sus cometidos. Todo ello pone de manifiesto la necesidad de contemplar el mantenimiento preventivo y correctivo en la evaluación de riesgos y en el propio Plan de Prevención.

En relación con la subcontratación, lo importante es la especialización y la profesionalización, así como una adecuada coordinación inter-empresarial que debe estar totalmente procedimentada. Ante un abuso en la externalización, que al parecer se está dando en la actualidad, se hace necesario establecer límites y llevar un riguroso control de los trabajos que se realizan con medios externos.

El factor humano ha de estar integrado en la estimación de la probabilidad de fallos y accidentes, de ahí la necesidad de desarrollar adecuados procedimientos e instrucciones de trabajo, así como actuaciones de concienciación y de formación específica. La “charla diaria” sobre aspectos preventivos es también uno de los cometidos más recomendables para mantener la conciencia preventiva, así como garantizar una buena comunicación es clave para reforzar la conciencia de la importancia de la adopción de medidas preventivas.

Asimismo, se destacó la importancia de la integración del mantenimiento en el diseño de edificios, instalaciones y equipos, adoptando criterios de seguridad y de ergonomía que cuenten con la participación del personal implicado.

Los accidentes de trabajo ocurridos en actividades de mantenimiento responden a un perfil de trabajadores del sexo masculino, en una franja de edad entre 55 y 60 años, lo que requiere llevar a cabo una efectiva adaptación del trabajo a la persona. El envejecimiento de los trabajadores de mantenimiento hace que, en ocasiones, puedan quedar expuestos a un riesgo adicional durante las operaciones de mantenimiento, debido a un deterioro en sus condiciones físicas.

Las soluciones de los expertos inciden en un fortalecimiento de la cultura preventiva, así como en la coordinación de actividades empresariales y en una gestión de la prevención que cuente con la participación activa de los trabajadores. Todas estas medidas serán promovidas durante la próxima Campaña Europea 2012-2013 “Trabajando juntos para la prevención de riesgos”, que será inaugurada en abril de 2012. 

Fuente: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT)

Anuncios

Acerca de medycsa

medycsa

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu correo electrónico para seguir este blog y recibir notificaciones de las nuevas publicaciones.

Síguenos también en:

icono_google-plus Síguenos en paper.li mi espacio

Actualizaciones de Twitter

Clinamat
A %d blogueros les gusta esto: