estás leyendo
Artículos

Riesgo y Protección frente a cortes por cuchillo en la industria cárnica


Entre un 21% y un 23% de los accidentes producidos en el Sector Cárnico son atribuibles a cortes y pinchazos ocasionados principalmente por cuchillos y otras herramientas cortantes. Dicha cifra conlleva una pérdida de 12 días de baja de media por accidente, dato que nos da una idea de la gravedad que pueden alcanzar este tipo de lesiones, además del gasto ocasionado para las empresas al que habría que añadir gastos por sustituciones, indemnizaciones, etc. Esta perspectiva nos hace plantearnos la efectividad de las medidas tomadas hasta ahora en el sector.

La Legislación actual es una fuente rica en información donde podemos encontrar todo lo necesario para proteger a los trabajadores de este riesgo específico así como de los efectos secundarios que pueden conllevar el uso de los equipos de protección individual. Debe ser un recurso de uso continuo por los profesionales de la prevención.

  • Ley 31/1995, de 8 de noviembre de prevención de riesgos laborales, modificada por la Ley 54/2003, de 12 de diciembre de reforma del marco normativo de prevención de riesgo laborales.
  • Real Decreto 1407/1992, de 20 de noviembre, por el que se regulan las condiciones para la comercialización y libre circulación intracomunitaria de los equipos de protección individual.
  • Real Decreto 1215/1997 de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo.
  • Real Decreto 773/1997 de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual.
  • Directiva 89/656/CEE del Consejo, de 30 de noviembre de 1989, relativa a las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores en el trabajo de equipos de protección individual.
  • Convenio Nacional de Industrias Cárnicas 2004/2006

El origen del Accidente

La eliminación del riesgo en el origen solo sería posible con la automatización completa de los procesos, pero todo conocedor del sector sabe que llegado a un punto resulta inevitable la intervención de un experimentado carnicero.

Aceptado el riesgo de la intervención del hombre en el proceso, diversos factores pueden incrementar la probabilidad de accidentes con cuchillos en los trabajos: ausencia de equipos de protección individual, inexperiencia de los operarios o una mala elección de la herramienta de trabajo son factores determinantes a la hora de evaluar la exposición de los trabajadores a este riesgo.

La eliminación o sustitución del cuchillo como herramienta principal de trabajo es inviable, por lo que el uso de los equipos de protección individual es nuestro último recurso frente al riesgo producido por éstos.

El estudio del puesto de trabajo

Asumida la necesidad del empleo de una herramienta de trabajo peligrosa, es necesario el establecimiento de una serie de medidas de actuación sobre el origen del riesgo así como la elección de los equipos de protección individual, para lo cual es oportuno un minucioso estudio del puesto de trabajo, prestando especial atención a:

• Riesgos específicos por empleo de cuchillo:

         Corte o pinchazo producido por cuchillo propio en mano contraria al uso de la herramienta (riesgo más probable).

         Corte o pinchazo producido por cuchillo propio en mano portadora de la herramienta.

         Corte o pinchazo producido por cuchillo del compañero.

         Corte o pinchazo producido por cuchillo propio en otras partes del cuerpo.

         Potenciador de Riesgo Biológico. Entrada al organismo por vía parental.

• Tareas realizadas por el operario.

• Condiciones de trabajo: velocidad de la líneas, ritmos de trabajo, posturas, sobreesfuerzos, entorno laboral, iluminación, etc.

• Tipo de herramienta empleada y severidad del daño potencial producido por cada una:

         Cuchillos de despiece en distintos tamaños: Riesgo de corte, herida incisa (nítida, lineal, de borde rectangular y bien delimitadas) y limpia.

         Cuchillos de deshuese: Riesgo de corte, herida punzante (representada por un punto, superficial o profunda, con o sin cuerpo extraño).

         Filetero: Riesgo de corte y amputación: herida incisa (nítida, lineal, de borde rectangular y bien delimitada) y limpia.

• Zonas expuestas:

         Manos

         Brazos

         Torso

         Piernas

La protección del trabajador

Diversas medidas nos permiten minimizar la probabilidad de que este riesgo pueda materializarse:

• Sobre los equipos de trabajo:

         Una adecuada elección de la herramienta en función del trabajo a realizar así como uso apropiado de la misma.

         El empleo de herramientas seguras con protectores antideslizantes y mangos ergonómicos de buen agarre.

         El correcto estado y mantenimiento de la herramienta de trabajo: limpieza en mangos, afilado, etc.

• Formación específica sobre el empleo de los equipos de trabajo:

         La selección adecuada de profesionales, siempre un función del puesto a desempeñar.

         Formación inicial y continua de los trabajadores.

         La elaboración de procedimientos de trabajo para aquellas tareas de especial riesgo.

• Sobre el entorno y las condiciones de trabajo. Un diseño de los puestos:

         Con espacio suficiente en puestos de trabajo de modo que se permita realizar los ciclos de trabajo de forma segura.

         El empleo de ropa de trabajo y equipos de protección individual adecuados de modo que se garantice la movilidad necesaria para el desempeño de las tareas.

         Material de apoyo auxiliar para realización del trabajo, como pueden ser la existencia de lugares apropiados para depositar los cuchillos, o afiladores para realizar un correcto mantenimiento de los utensilios.

Otra serie de medidas nos permiten minimizar la severidad del daño producido mediante el empleo de equipos de protección individual y el uso correcto de los mismos:

• Es de vital importancia la correcta elección de los equipos de protección individual, prestando especial atención a:

         El riesgo del que se quiere proteger, asegurando una protección eficaz del trabajador.

         Características fisiológicas y anatómicas de los usuarios, así como la elección de un modelo que asegure el máximo nivel de aceptación del mismo.

         Cumplimiento de las exigencias esenciales de salud y seguridad para todos los equipos de protección individual.

         Compatibilidad con otros EPIS de necesario empleo.

• Concienciación de los trabajadores sobre la importancia del empleo de los equipos de protección individual.

• La elección de los EPIS en función del área objeto de protección.

         Guantes de malla para la protección de la mano contraria al uso del cuchillo.

         Delantales de malla metálica para la protección del torso y abdomen.

         Guantes de fibras textiles anti corte para la protección de la mano portadora del cuchillo.

         Manguitos para la protección del antebrazo.

         Calzado con puntera reforzada para la protección de los pies frente a caída de herramientas.

Efectos derivados del empleo de los EPIS

El empleo de equipos de protección individual reduce sustancialmente la exposición al riesgo por corte pero aporta nuevas situaciones que son tributarias de atención médica, entre otras:

• Dermatitis alérgica al cromo y al níquel

• Micosis

• Deformidades en piel y anejos

• Maceración

La buena elección de los EPIS es vital para prevenir estas afecciones, siempre estableciendo un criterio general para su elección en función del cuadro de trabajadores que se pretenda proteger y sin olvidar las particularidades de cada individuo.

Fuente: Medycsa

Autores: Eliseo Ballester, Auditor y Médico del Trabajo y David Garrido, Diplomado en Enfermería; ambos trabajadores de Medycsa y Técnicos Superiores en PRL. César Amenedo, Técnico Superior en PRL. Mª Begoña Pérez, Técnico Intermedio en PRL.

Anuncios

Acerca de medycsa

medycsa

Comentarios

Un comentario en “Riesgo y Protección frente a cortes por cuchillo en la industria cárnica

  1. Muy buen análisis. Yo lo ampliaría con estos dos aspectos aspectos prácticos:

    – Se están manipulando productos alimenticios, esta condición es esencial y complica la elección de los EPIS adecuados y para el establecimiento de procedimientos de limpieza de estos elementos.

    – Las fibras textiles en los guantes, para la mano que no porta el cuchillo no protegen contra los riesgos de puncion y casi todas las heridas de un deshuesador son inciso cortantes.

    Saludos

    Publicado por Prevencionar | agosto 26, 2011, 1:26 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu correo electrónico para seguir este blog y recibir notificaciones de las nuevas publicaciones.

Síguenos también en:

icono_google-plus Síguenos en paper.li mi espacio

Actualizaciones de Twitter

Clinamat
A %d blogueros les gusta esto: