estás leyendo
Artículos

TRASTORNOS ADAPTATIVOS Y CRISIS ECONÓMICA (“una crisis llama a otra crisis”)


Susana Amodeo Escribano. Psicóloga Clínica. Centro de Salud Mental de Villaverde. Área 11 – Hospital 12 de Octubre. Madrid.

Fco. José Perales Soler. Médico del Trabajo. Dirección Técnica. Medycsa.

A lo largo del Siglo XX las grandes crisis económicas (gran depresión del 29 en EEUU, guerras, crisis bancaria del 77,…) se han asociado a un aumento en la incidencia de patología mental.

Similares efectos se han concretado en la crisis del “corralito” en Argentina, y en las crisis político-económicas de Panamá, Chile y Guatemala. Actualmente en el Reino Unido (crisis del Banco Northern Rock), en EEUU (crisis de las hipotecas “subprime”), y en reto del mundo por extensión, se está detectando algo similar.

En España disponemos de varias encuestas (encuestas nacionales de salud del Ministerio de Salud y Consumo) y en Europa (Esemed/MEDEA) que indican que los niveles socioeconómicos bajos y la pérdida de estatus socioeconómico se asocian a peores autoevaluaciones de salud y altos índices de morbilidad psiquiátrica así como a un aumento del consumo de recursos sanitarios.

Determinar el porcentaje de personas que requerirán asistencia sanitaria por la crisis económica es tarea compleja, aunque existe un cierto consenso entre los profesionales de la salud mental que hasta un tercio de la población afectada por la recesión económica podría presentar Trastornos Adaptativos.

Una persona que prevé que pueda perder el puesto de trabajo, o que quede en desempleo, puede con alta probabilidad, experimentar síntomas tales como inquietud, ansiedad, irritabilidad, tristeza, insomnio, pérdida de apetito y disminución de la libido, entre otros.

Por definición, los trastornos adaptativos se presentan en respuesta a un estresor identificable, pérdida del trabajo, cambio de puesto de trabajo, expectativas de quedar en desempleo, divorcio, diagnóstico de enfermedades médicas, etc.

La aparición de los síntomas emocionales o comportamentales en respuesta a un estresante identificable tiene lugar dentro de los tres meses siguientes a la presencia del estresante y dichos síntomas se expresan clínicamente como un malestar mayor de lo esperable en respuesta al estresante o bien como un deterioro significativo de la actividad social y/o laboral.

 Una vez a cesado el estresante o sus consecuencias, los síntomas no duran más de 6 meses (APA, 2002). Para que esto sea así y no haya complicaciones, se han de poner en marcha los mecanismos psicológicos necesarios para hacer frente a la situación externa y fundamentalmente gestionar de modo adecuado las emociones a través  de mecanismos de defensa adaptativos.

Si este proceso no se realiza de forma adecuada se puede complicar y dar lugar a otro tipo de trastornos más graves, tales como trastornos relacionados con el abuso de sustancias (alcohol, ansiolíticos, por ejemplo), trastornos de depresión mayor, trastornos de ansiedad, trastornos del sueño, y trastornos psicosomáticos, principalmente.

Ante una situación estresante no todos los individuos reaccionan de la misma manera, no todos van a presentar trastornos en la adaptación. La percepción de inseguridad, la visión pesimista del futuro, la rumiación de los problemas y más concretamente la creencia subjetiva de que llegado el caso no se va a disponer de apoyos externos (familiares, laborales, sociales, financieros…) para salir adelante, parecen jugar un papel importante en la gestación de estos trastornos.

CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO DE TRASTORNOS ADAPTATIVOS

  • La aparición de síntomas emocionales o comportamentales en respuesta a un estresante identificable tiene lugar dentro de los 3 meses siguientes a la presencia del estresante.
  • Estos síntomas o comportamientos se expresan, clínicamente del siguiente modo:
  1. Malestar mayor de lo esperable en respuesta al estresante.
  2. Deterioro significativo de la actividad social o laboral.
  • La alteración relacionada con el estrés no cumple los criterios para otro trastorno mental o no constituye una simple exacerbación de un trastorno preexistente.
  • Los síntomas no responden a una reacción de duelo.
  • Una vez ha cesado el estresante (o sus consecuencias), los síntomas no persisten más de 6 meses.

(APA, 2000)

SUBTIPOS Y ESPECIFICACIONES DE TRASTORNOS ADAPTATIVOS

 

Con estado de ánimo depresivo.

Este subtipo se debe usar cuando las manifestaciones son síntomas del tipo del estado de ánimo depresivo, llanto o desesperanza.

Con ansiedad.

Las manifestaciones predominantes son síntomas tales como nerviosismo, preocupación o inquietud.

Mixto con ansiedad y estado de ánimo depresivo.

Los síntomas predominantes son una combinación de ansiedad y depresión.

Con trastorno del comportamiento.

Los síntomas predominantes consisten en una alteración del comportamiento donde se viola los derechos de los demás o de las normas y de las reglas sociales.

Con alteración mixta de las emociones y el comportamiento.

Predominan tanto los síntomas emocionales (depresión, ansiedad), como los trastornos del comportamiento.

No especificado.

Está referido a reacciones desadaptativas (quejas somáticas, aislamiento social, inhibición laboral), a estresantes que no son clasificables como uno de los subtipos específicos de los trastornos adaptativos.

El trastorno puede ser agudo, si la persistencia de los síntomas es menor de 6 meses desde la aparición del estresor, o crónico, si la persistencia de los síntomas duran 6 meses o más en respuesta a un estresante crónico o con consecuencias permanentes.

El malestar o deterioro de la actividad asociado a los trastornos adaptativos se manifiesta frecuentemente a través de una disminución  del rendimiento laboral y con cambios temporales en las relaciones sociales (aislamiento social).

Los trastornos adaptativos se asocian a intentos de suicidio, consumo excesivo de sustancias y quejas somáticas.

ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA

La elección de una u otra estrategia va a depender básicamente  de los síntomas que presente el individuo.

Hay dos grandes grupos de técnicas que son especialmente relevantes en el tratamiento psicológico de estos trastornos: las técnicas cognitivas y las técnicas de reducción de la activación.

Las técnicas cognitivas se subdividen en dos grandes grupos; las terapias racionales y de reestructuración cognitiva y las terapias dirigidas a entrenar habilidades para afrontar y manejar situaciones.

El objetivo general de este tipo de estrategias es entrenar a la persona a identificar y modificar el contenido de los pensamientos disfuncionales y desadaptativos que generan emociones afectivas e intensas, y sustituirlos por otros más realistas y adaptativos que faciliten la consecución de objetivos y reduzcan el disconfort emocional.

El otro gran bloque de técnicas denominadas de control de la activación, tienen como objetivo enseñar a las personas a que controlen su propio nivel de activación sin contar con recursos externos: fundamentalmente nos referimos a técnicas de relajación muscular, relajación autógena y técnicas de respiración diafragmática.

La utilización de estos procedimientos está basada en que generan una respuesta incompatible o antagónica con los efectos producidos por la ansiedad y la activación mantenida.

REFERENCIAS:

  • Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV). (American Psychiatric Association)
Anuncios

Acerca de medycsa

medycsa

Comentarios

2 comentarios en “TRASTORNOS ADAPTATIVOS Y CRISIS ECONÓMICA (“una crisis llama a otra crisis”)

  1. mecantarias saber mas sobre este trastorno

    Publicado por gabriela | septiembre 28, 2010, 9:17 pm
  2. Disculpe el reraso en su respuesta:

    1. La referencia fundamental para conocer los criterios diagnósticos de este tipo de trastornos se encuentra en los establecidos por la American Psychiatric Association (APA), a través del Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV TR), de la Editorial Masson, 1995. Barcelona.
    2. Otras referencias generales, puede ser cualquier manual o tratado de psiquiatría y/o psicología:
    a. Kaplan and Sadock´s Synopsis of Psychiatry, 9ª edition. Lippincott Williams & Wilkins Press, 2003
    b. López-Ibor Aliño, Juan J. & Valdés Miyar, Manuel (2002). DSM-IV TR. Manual Diagnóstico y estadístico de los Tratornos Mentales. Texto revisado. Masson. Barcelona.
    c. Manual de Diagnósticos CIE-10 (Que establece la clasificación internacional de enfermedades. Criterio europeo).

    Reciba un cordial saludo.

    Publicado por medycsa | octubre 22, 2010, 12:58 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu correo electrónico para seguir este blog y recibir notificaciones de las nuevas publicaciones.

Síguenos también en:

icono_google-plus Síguenos en paper.li mi espacio

Actualizaciones de Twitter

Clinamat
A %d blogueros les gusta esto: